Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Rémiel’ Category

Extracto de la novela

¡Ya queda menos para el lanzamiento de “El predicador”! Estoy trabajando codo con codo con Sandra Bruna A.L. para que la edición sea lo más vistosa posible. El formato digital es un entresijo extraño de tipos de ficheros, incompatibilidades, y otros problemas. Por ello me estoy decidiendo a compatir un curso de creación de ePubs en mi web personal.

Para hacer más soportable la espera, he colgado en la web, en la franja de opciones, un enlace al extracto de las páginas iniciales. Espero que guste. Cualquier comentario es bienvenido.

Anuncios

Read Full Post »

Antecedentes

En el siglo XIII existió en el Languedoc un hombre llamado Barthélémy de Carcasona, mencionado en una carta escrita por el legado Conrad de Porto hacia el 9 de julio de 1223 como un hombre muy peligroso. Su vida está rodeada de un completo misterio, y no aparece mencionado en ninguna crónica ni en ningún otro lugar excepto en esa carta. Sin embargo, algunos le atribuyen la autoría de uno de los escritos más importantes del catarismo que ha logrado sobrevivir hasta nuestros días.

Se cuenta en relatos antiguos que en 1207, durante un coloquio en Montréal, el monje Domingo de Guzmán logró rescatar de las llamas un conjunto de escritos, que salieron indemnes de una ordalía. Todavía existe hoy una viga quemada en Fanjeaux que conmemora este supuesto milagro.

En 1244, cuatro hombres se libraron de las llamas de la hoguera de Montségur, descendiendo de la fortaleza por los acantilados con gran peligro de su vida, y poniendo a salvo un secreto tesoro del que nunca se supo nada más. Se conocen los nombres de tres de ellos, pero del cuarto jamás se ha sabido su nombre.

Estos tres hechos históricos son las chispas que activaron esta historia de Rémiel. Con demasiada frecuencia, el público actual lee acerca de hechos asombrosos e inexplicables y no se inmuta. Todo el mundo piensa que existe un explicación racional para ellos, pero no le preocupan. Sin embargo, para mí, estos hechos muestran claro que han ocurrido fenómenos fuera de lo común a lo largo de la historia que escapan a nuestra comprensión. Esta novela utiliza esos hechos y construye a su alrededor un relato que personalmente, me gustaría creer que fuera cierto.

Read Full Post »

La “Saga de Rémiel”

wanverticalHan sido muchos meses trabajando en la primera novela de la Saga con una sensación extraña. Al principio tuve miedo de no ser capaz de crear una historia de verdad con todas las ideas que bullían en mi cabeza. Pero luego, a medida que el proceso se iba desenvolviendo, no me quedó ninguna duda. El relato estaba transcurriendo ante mis ojos sin que prácticamente tuviera que intervenir en él. Ha sido como escribir al dictado. No he necesitado más de dieciocho meses, un plazo brevísimo teniendo en cuenta el escaso tiempo libre en el cual esta novela se ha gestado, en los que, como un vendaval, el personaje de Rémy se ha apoderado de mí, ya formado, ya hecho, casi con un rostro y una forma de mirar reconocibles para mí.

Todavía seguiré pensando los próximos años de dónde me ha podido surgir esta historia, y por qué razón, de los muchos períodos históricos que reclamaban mi atención como punto de partida, he llegado a elegir el siglo XIII y el tiempo de la cruzada albigense. Desconozco la respuesta. Para mí, la Edad Media siempre había sido un período triste de decadencia y sombras, una época para olvidar en la que nada bueno surgió que fuera digno de ser recordado, y donde se llegó al punto más bajo de la incultura y del desgobierno. Ahora, tras zambullirme como un poseso en multitud de libros sobre la época, no puedo decir lo mismo. Ahora este momento casi parece el más justificado para iniciar la historia de Rémy.

Porque es una historia extraña, muy extraña, y resultaría imposible contarla bien si la contara de forma cronológica, es casi mejor no preocuparse ahora de si la saga tendrá que ir en siguientes entregas hacia atrás en el tiempo o hacia adelante, porque esta historia de Rémiel es una historia sin tiempo ni generación, y su mensaje será un mensaje para todas las épocas y para todos los tiempos, o bien no será nada.

Vaya por delante esta declaración de intenciones como primera entrada de este blog, y esperemos mientras tanto a los siguientes mensajes, en los que ya sí iré desgranando los secretos que entraña la novela.

Read Full Post »