Feeds:
Entradas
Comentarios

Como todos los miércoles, hoy toca incluir un nuevo fragmento de la novela en la sección de fragmentos.
Hoy el asunto tiene mucha profundidad: ¿cuál será el futuro de las grandes religiones del mundo?
Si todos hacemos un esfuerzo de imaginación no nos cuesta pensar en cómo será el futuro del planeta en algunas cuestiones. Está claro que estamos avanzando mucho en temas médicos y la esperanza de vida progresa. Está claro que con nuevas técnicas podremos poner fin a muchas lacras, como las hambrunas o las situaciones críticas provocadas por desastres naturales. Hace falta mucho tiempo para eso, sí, pero lo podemos vislumbrar. Por supuesto, el inglés será el idioma universal del futuro, eso no creo que haya nadie que lo dude, aunque se sigan usando, por razones culturales, muchos otros idiomas, e incluso se inventen nuevos o se traten de mantener otros en peligro de desaparecer.
Todo esto está muy bien, pero ¿y las religiones del mundo? Constituyen el elemento cultural más diferenciador de toda la Humanidad, y existen grandes divergencias contrapuestas entre las varias grandes religiones del mundo. No hay más que ver cómo estas religiones, en ciertos puntos del planeta, chocan en innumerables conflictos que persisten desde hace siglos.
¿Existirá algún día una gran religión unificada, una fe universal que aglutine a las grandes fes como el cristianismo, budismo, Islam, judaísmo…? ¿Será eso posible? ¡Qué lejos parece semejante posibilidad!, ¿verdad?

Y por qué será que veo que, tal y como dicen mis protagonistas, sólo cuando eso ocurra finalmente es cuando el mundo habrá recorrido su gran segunda milla de progreso…

No dejéis de visitar la sección de fragmentos. Cada semana hay algo nuevo…

“El futuro es que alentemos la construcción de una religión nueva, basta y poderosa, que aglutine y unifique la fe cristiana y la islámica. El Islam y la Iglesia juntos, Rémy. ¿Puedes imaginar una religión más grandiosa? Con los mozárabes hemos tenido la oportunidad de constatarlo. Ambas creencias son casi hermanas. Sus doctrinas se emparejan de un modo casi natural, como buenas descendientes que son del mismo padre judío.”

El formato más utilizado para los libros electrónicos es, como muchos sabrán, el ePub2. Se trata de un formato comúnmente soportado por multitud de eReaders de tinta electrónica, tablets, y smartphones. Sin embargo, el ePub2 fue un formato que cuando salió ya tenía serias limitaciones. Para obviar estas limitaciones un consorcio de empresas propuso hace más de un año el formato ePub3, mucho más completo y que amplía al ePub2 con gran cantidad de nuevas características.

epub3_3

Los últimos días he estado trasteando con este nuevo formato, y animado por cierto soporte que admite el iPad para él, me he decidido a hacer una versión en ePub3 del extracto de las primeras páginas de la novela. Puedes hacerte con el extracto pulsando en el enlace que aparece en la barra lateral. Pero recuerda: de momento, a mí sólo me ha funcionado correctamente en la aplicación iBooks del iPad. Es una pena pero el soporte al formato ePub3 todavía no está disponible en muchas otras plataformas, como Amazon o Google.

epub3_1

En cualquier caso, es un formato muy interesante, que abre la puerta hacia un futuro con libros mucho más enriquecidos en contenido y capacidades. El tipo de fichero ePub3 que he generado es de los que Apple denomina “Fixed Layout”, que significa que son libros en los que la colocación de los elementos en la página es fija y no fluctuará por causa del tamaño del dispositivo. Esto nos permite situar texto e imágenes de una forma exacta para lograr que los libros también puedan ser vistosos cuando añadimos imágenes y otros elementos. Además, aparte de ser un fichero “Fixed Layout”, he incorporado varias pistas de audio para poder hacer uso de una nueva característica de la aplicación iBooks llamada “Read Aloud”. Con “Read Alod” nos aparece un menú en la parte superior de la aplicación que nos permite activar o desactivar una banda sonora y también una pista de audio que suena síncronamente con marcas de lectura.

Las utilidades de “Read Aloud” son innumerables. Podría servir como medio de lectura para personas invidentes o gente con problemas de visión; para estudiantes que están aprendiendo una lengua extranjera; para los niños, cuando están empezando a aprender a leer; para jóvenes que buscan una lectura más divertida y entretenida… La lista podría seguir, sin duda, con nuevas aplicaciones que ahora ni intuimos, y que seguro que serán algo común dentro no muchos años.

El sistema es muy sencillo. Una vez hemos abierto el libro en la aplicación iBooks, si hacemos un toque en la parte central de cualquier página nos aparecerá un menú en la parte superior. Si pulsamos en “Iniciar lectura”, el libro comenzará a auto-leerse e irá señalando en la página por dónde se llega. Al finalizar de leer una página, él solo pasará a la siguiente y continuará la lectura, en tanto en cuanto no volvamos al menú y digamos “Detener lectura”. Además, en la primera página, he introducido una breve banda sonora con música ambiente que puede activarse o desactivarse con la opción “Banda sonora” que aparece en el menú. Como a veces resulta un poco molesto leer con música, sólo he introducido unos pocos segundos de banda sonora y luego ésta desaparece, dejando únicamente la voz del narrador y los efectos sonoros.

epub3_2

Los efectos sonoros son un elemento muy curioso que puede convertir un libro ePub3 en algo parecido a aquellos antiguos seriales de la radio en la que se introducían efectos especiales para que los oyentes se sintieran más inmersos en la lectura. Haz la prueba y deja que el iPad te lea las primeras páginas de “El predicador”. Es una experiencia curiosa ir escuchando los cascos de los caballos, los ruidos en el bosque, y el entrechocar de las armas. Nos hace evocar mucho mejor las situaciones.

Desde luego, me ha encantado ver las posibilidades que ofrece este nuevo formato. Hay decenas de otras cosas que admite el formato, y que por desgracia aún no pueden funcionar ni siquiera en la aplicación iBooks. Estoy seguro de que con el tiempo este formato se convertirá en el estándar de las publicaciones electrónicas. Con él los libros, las revistas, y cualquier tipo de documento se convierte, no ya meramente un texto estático con fotografías, sino en completas aplicaciones informáticas capaces de interactuar con lector para ofrecer muchas más opciones a la hora de leer.

Lo dicho. Animaos a descargar el nuevo extracto inicial de la novela y dejad que os sorprenda. Espero que os guste.

Ayer fue un momento muy emotivo. Aunque no se trata de la edición de ninguna editorial, me he decidido a producirme una pequeña tirada de ejemplares de “El predicador” con fines promocionales, y ayer me llegó a casa el pedido. Hay que decir que esa sensación que produce ver tu libro impreso es algo especial. No se puede comparar a ver tu libro en una tablet.

El libro es y será siempre un objeto que tiene “algo más” que la versión digital. El libro tiene una presencia, un volumen, un peso, una consistencia, que nos hacen ver de un simple vistazo la magnitud de la novela. Hojeas sus páginas rápidamente y te detienes en frases que destacan en tu cerebro según van pasando las hojas. Su tacto, su olor, sus solapas, su portada, y sobre todo, su contraportada, la gran olvidada de las ediciones digitales, es algo que no se puede tener en la versión electrónica.

Poder escribir una dedicatoria y enviarle a algún amigo el ejemplar es otra forma de interactuar con los lectores que desgraciadamente no se puede disfrutar en los ebooks. Yo soy de los que creen sin dudar que el libro digital va a suplantar al libro en papel en no muchos años, si no en todo, al menos en una buena parte. Pero cuando he visto mi novela impresa no he podido evitar tener mis dudas. Podemos volvernos todo lo virtuales y digitales que queramos, pero al final, hay cosas, que por muchos avances que logremos, no tendrán la experiencia tan vívida y auténtica que tienen ciertas cosas tradicionales.

El libro en papel tiene algo especial…

Hay momentos que como escritor no se olvidan. Éste es uno...

Hay momentos que como escritor no se olvidan. Éste es uno…

ebookYa llevaba varios meses disponible en las distintas plataformas digitales, pero había algunos aspectos de la edición que no eran correctos. Por fin la primera parte de “El predicador”, en su versión digital, está correcta y disponible en las tiendas online. Se han subsanado algunas de las inconsistencias que aparecían en la primera edición, como por ejemplo el que no se veían bien los mapas, o que los capítulos nos estaban correctamente segmentados. Ha sido una larga espera pero finalmente el resultado ha sido el deseado.

Para aquellos que hayan adquirido el ebook en plataformas como Amazon, que dispone de un sistema de actualización de los libros, no debería representar ningún problema obtener la versión actualizada del mismo, pero en cualquier caso, si ha adquirido el ebook previamente y no logra obtener la última edición, no dude en ponerse en contacto conmigo para ofrecerle una solución al problema. Puede hacerlo a través de mi página web de Facebook: https://www.facebook.com/jan.herca

Para quienes aún no se han hecho con un ejemplar, no dude en adquirir uno, y sumarse a conocer las aventuras del singular Rémy. El precio de los ebooks en la colección SB ebooks está muy comedido para la buena cantidad de horas de lectura y entretenimiento que proporcionan.

El enlace a algunas de las plataformas donde el libro se encuentra a la venta aparece en el lateral del blog. Animaos todos a haceros con uno.

 

Mapa de la novela

Desde hace unos días hay disponible una nueva sección en esta web que permite mostrar un mapa con las localizaciones de la novela. Se puede pulsar sobre los iconos de los enclaves y leer un fragmento en el que aparece mencionado el lugar. Como está hecho con Google Maps permite acercarse, alejarse, cambiar el fondo del mapa y hasta hacer uso de sus funciones de búsqueda. Es una ayuda muy útil para cuando se está leyendo que permite no perderse por la gran cantidad de escenarios en que se desarrolla “El predicador”. Espero que os guste. Ya sabéis. Ahora no hay excusa para no seguir tras los pasos de Rémy…

Se puede acceder en el vínculo aquí abajo o bien en el panel lateral de la web:

https://sagaremiel.wordpress.com/las-novelas/mapa/

mapa_sample

Nueva sección de fragmentos

Inicio una nueva sección en este blog en el que iré dejando un fragmento cada semana de la novela “El predicador”. Estos fragmentos representan contenidos destacados y emblemáticos de la historia. Suelen ser frases que dice Rémy, el protagonista, o bien alguno de sus pares. Frases cargadas de contenido y profundidad como sólo pueden pronunciar los que forman parte de la orden “mediadora”. Os animo a que los leáis.

Se accede a la sección como una nueva pestaña en la parte superior de la página. Espero que os guste.

erroresDesde hace unas semanas está disponible la primera edición digital de “El predicador” en Amazon, Google Play, Apple iBooks y otras tiendas online. Desgraciadamente la edición contiene numerosos errores, por lo que desde aquí pido disculpas a quienes ya hayan podido adquirir un ejemplar. Es algo que he notificado a Sandra Bruna Agencia Literaria, responsable de la edición, y me han asegurado que lo subsanarán a la menor brevedad posible.

La existencia de estos errores son el motivo de que aún no me haya decidido a darle la difusión esperada a la novela. El anuncio definitivo de la puesta a la venta todavía tendrá que esperar unas semanas. Una vez la edición esté revisada y corregida aparecerá aquí toda la información de tiendas y lugares de venta disponibles, con sus enlaces pertinentes.

Para quienes ya hayan adquirido la novela en Amazon y Apple, estas tiendas disponen de sistemas que permiten la actualización de un libro comprado, por lo que cuando la edición definitiva esté disponible avisaré en este sitio web de su disponibilidad y ofreceré instrucciones sobre cómo hacerse con la versión corregida. Para quienes la hayan comprado en otras tiendas pueden ponerse en contacto conmigo a través de los comentarios a esta entrada, y les ofreceré la solución pertinente cuando salga la versión final.

Lamento todas estas molestias que han sido completamente ajenas a mi intención. Son situaciones imprevistas derivadas de la edición en un medio tan novedoso como es el digital. Agradezco la comprensión de los lectores.